SOSA&MARINA CONSULTING

LAS GRANDES EMPRESAS TARDAN EN PAGAR A SUS PROVEEDORES MÁS DEL TRIPLE DE LO QUE ESTABLECE LA LEY

Las grandes empresas y las Administraciones Públicas incumplen de forma sistemática sus compromisos de pago con sus proveedores

LAS GRANDES EMPRESAS TARDAN EN PAGAR A SUS PROVEEDORES MÁS DEL TRIPLE DE LO QUE ESTABLECE LA LEY

Cuanto más pequeño, más cumplidor. Resulta curioso que sean las empresas con mayores problemas de liquidez quienes mejor respetan los plazos de pago establecidos, en especial si tenemos en cuenta que las grandes empresas y las Administraciones Públicas continúan incumpliendo de forma sistemática sus compromisos de pago con sus proveedores

En concreto, las empresas del IBEX-35 y las del Mercado Continuo tardan 187 días en pagar cuando el plazo máximo permitido en la Ley de Morosidad es de 60 días. La elevada morosidad de las grandes empresas españolas es preocupante, y el volumen de impagos asciende ya a 57.800 millones de euros, según se extrae del análisis realizado por la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad (PMcM) con datos de la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Esta morosidad implica un coste en intereses de demora en torno a 1.640 millones de euros para las empresas no financieras del IBEX, lo que les ha supuesto un ahorro financiero de 1.200 millones de euros; por su parte, el coste en intereses de demora para las empresas del mercado continuo ascendieron a cerca de 1.985 millones de euros.

Los sectores que más aumentaron el tiempo de pago de sus facturas fueron comercio y servicios, que aumentaron un 8% con respecto al año anterior y construcción e inmobiliario, que empeoraron sus plazos un 2%. Industria y Energía, por su parte, mejoraron sus plazos de liquidación de facturas. Hasta tal punto esto supone un problema que algunas empresas, como las constructoras tardaron, de media, casi diez meses (300 días) en abonar sus facturas.

Estas cifras sirven para certificar el grave problema que supone esta morosidad para los proveedores de las grandes empresas, en su mayoría pymes. Una situación que supone un freno para estas empresas, que ven mermada su capacidad de liquidez y, por tanto, su capacidad de crecimiento.

volver al listado de noticias